La Fibra del Tren Maya se retrasará por negociaciones con ejidatarios


CIUDAD DE MÉXICO. El lanzamiento de la Fibra del Tren Maya se retrasará hasta finales de 2020 o principios de 2021 debido a que las negociaciones con los ejidatarios para asociarlos se han tornado complejas, dijo Rogelio Jiménez Pons, director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), publica este lunes el diario Reforma.
La fibra será integrada por un fideicomiso por cada estación del tren, es decir, 18 fideicomisos, puesto que con los cambios que se han hecho al proyecto, pasó de tener originalmente 15 estaciones a 18.
En febrero pasado Jiménez Pons estimaba que este año quedarían integrados entre ocho y 10 fideicomisos, y los 15 originales estarían listos en 2020. No obstante se preveía lanzar la Fibra este mismo 2019.
La licitación de cuatro tramos de la ruta están planeada para diciembre próximo. La licitación de los tres tramos restantes se prevé para la primera mitad de 2020, de acuerdo con la publicación.
Fonatur dijo en julio pasado, que la consulta indígena sobre el proyecto se llevaría a cabo a más tardar en octubre.
En agosto se dio a conocer que la ruta tendrá tres estaciones más: Cancún Centro y Chetumal en Quintana Roo; y El Triunfo, en Tabasco. Dos meses antes, también se informó de la modificación del trazo, al recortar el circuito en Quintana Roo. El nuevo tramo es Valladolid-Coba-Tulum, por lo que ya no sube de Valladolid a Cancún. No obstante, se hará un ramal hacia dicho centro turísitico a través de las estaciones que ya estaban previstas originalmente en el circuito: Tulum-Playa del Carmen-Puerto Morelos-Cancún.
Con esta modificación se restaron 65 km a la ruta inicial de casi 1,500 km y se dijo que el ahorro ascendería a 7,500 millones de pesos.
Las empresas que obtengan los contratos para construir los siete tramos del tren, también realizarán el proyecto ejecutivo.

Compartir