El ABC de las Fibras Inmobiliarias




Fuente icasas
Como en todas las industrias, la construcción y venta de inmuebles puede llegar a una meseta y estancarse por falta de inversión. Para estos casos, afortunadamente existen hoy nuevos modelos de financiación, tales como las FIBRAS. ¿Has escuchado de ellas? Pues te decimos que son, cómo funcionan y en qué benefician a quien decide invertir.

¿Qué son las FIBRAS?

Las Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces (FIBRAS) son inversiones de capital para obtener ganancias de la renta de inmuebles como oficinas, locales comerciales y hoteles, entre otros. Este fideicomiso es administrado por un fiduciario (institución de crédito a cargo de inmuebles). Las FIBRAS dan la oportunidad de participar en el financiamiento de proyectos inmobiliarios a inversionistas; que reciben como ingreso el dinero de la renta mensual de los inmuebles comerciales. Las FIBRAS también cotizan en Bolsa y, el dividendo de las acciones se reparte entre propietarios y accionistas del Fideicomiso, en forma proporcional.
Las FIBRAS ayudan al financiamiento para la construcción y el desarrollo de proyectos urbanos. Nacieron en 2011, basadas en el modelo de inversión estadounidense REITs (Real Estate Investment Trusts); muy útiles en el mercado inmobiliario norteamericano desde 1960. El primer Fideicomiso que inscribe acciones en la BMV fue FIBRA Uno, especializado en el sector hotelero, industrial y el comercial.

¿Cómo funcionan las FIBRAS?

La vida de un fideicomiso inmobiliario es de 4 años, antes de la enajenación de un inmueble. Durante este tiempo se pueden inscribir nuevos inmuebles al portafolio inmobiliario. Las FIBRAS funcionan a través de distintas etapas:
  • El dueño o dueños de los inmuebles los aportan al portafolio del fideicomiso, a cambio de una préstamo económico y dividendos que se generen.
  • El fiduciario inscribe el fideicomiso a la BMV y genera CBFIs para atraer capital de inversionistas públicos. De lo que se recauda, se otorga a los dueños de las propiedades en cuestión.
  • El fideicomiso es administrado por expertos en el mercado de bienes raíces que se encargan del mantenimiento, mercadotecnia y administración de los bienes inmuebles.
  • Al terminarse el proyecto o poner en renta, el fiduciario cobra la renta del inmueble y reparte el 95% de la utilidad anual entre todos los inversionistas. Y a los propietarios, solamente se le entregan sus dividendos de inversión; exceptuando los casos donde adquieren CBFIs de otras propiedades que no son suyas.

¿Qué beneficios te da invertir?

Como inversionista de una FIBRA se pueden obtener diferentes beneficios económicos muy atractivos para tu bolsillo. Entre los más comunes están:
  • Invertir en uno o varios inmuebles que no tienes que encargarte de administrar; ni debes tener titularidad sobre ellos.
  • Obtener mejores rendimientos de las rentas en zonas que elevan constantemente su plusvalía.
  • Obtener retribución de las rentas de los inmuebles en los que invertiste; y dividendos de las acciones cotizadas sobre ellos en la BMV.
  • Obtener oportunidades, invirtiendo en diversos productos inmobiliarios que conformen el portafolio comercial.

¿Qué beneficios tienes al poner una propiedad en una FIBRA?

  • Puedes aportar varios inmuebles a la vez al fideicomiso
  • Solicitar el financiamiento para proyectos nuevos
  • Podrás seguir recibiendo el valor de sus rentas, mediante el pago de dividendos, menos gastos por operación, menos intereses.
  • Puedes adquirir CBFIs de otras propiedades del fideicomiso para obtener acciones.
Las FIBRAS son una forma de inyectar capital a los bienes raíces, que genera buenas oportunidades para el crecimiento de la industria. Este modelo ha sido en los últimos años una alternativa muy atractiva para los inversionistas extranjeros. Si quieres conocer más información sobre el mundo inmobiliario, te invitamos a leer nuestro blog.

Entradas más populares de este blog

Casas en Cancún, Quintana Roo - Cancún - Hogares Mx

Invierte hoy en Playa del Carmen propiedades desde $142,140.00 US